Menú
Cómo hacer una silla colgante de macramé
Cómo hacer una silla colgante de macramé
FÁCIL Y ECONÓMICA

Cómo hacer una silla colgante de macramé

Aunque elaborar una silla colgante con macramé es una tarea algo laboriosa, los pasos a seguir son muy fáciles y el resultado es único.

Verónica Serrano Sevilla

A pesar de que el macramé en la decoración cuenta con miles de años de antigüedad, en nuestros días se está poniendo muy de moda. Quizá sea así por sus excelentes resultados y su gran vistosidad como elemento decorativo, pero lo cierto es que también está cobrando mucho renombre últimamente porque cualquiera puede hacer sus propios diseños con macramé. Esta técnica se basa en tejer nudos o trenzas con un material resistente para darle uso, por ejemplo, con sillas, hamacas, tumbonas, o piezas menos ambiciosas como por ejemplo prendas de vestir o fundas de cojines.

Una de las ventajas del macramé es que los diseños pueden llegar a ser infinitos dependiendo del tipo de nudo y del dibujo que se quieran realizar, solo se necesita dar rienda suelta a la creatividad para que el resto fluya. Pero además de conseguir un elemento decorativo único, el macramé no conlleva una gran dificultad, solo algo de tiempo y destreza para realizar los nudos. Por ejemplo, para el caso de una silla colgante se emplean menos de 10 horas y la elaboración es instantánea, es decir, no hay que esperar a que el material seque o esté listo.

Los diseños dependerán del tipo de nudo que realicesLos diseños dependerán del tipo de nudo que realices

Materiales para hacer una silla colgante de macramé

Para construir una silla colgante de macramé serán necesarios unos materiales que puedes encontrar fácilmente en ferreterías, mercerías y tiendas para el hogar. Aunque dependiendo del tipo de hilo que compres el precio oscilará, el gasto final por todos los componentes será muy económico, en torno a los 30 euros. Se emplearán:

  • 200 metros de hilo resistente. Puede ser de algodón, nylon, lona o yute y su diámetro debe estar en los 10 milímetros. Respecto al color, tú decides, puedes comprarlo liso o de tonos diferentes, dependiendo de la silla colgante que desees crear.
  • 2 aros metálicos. Aunque puedes utilizar las medidas que prefieras, uno de ellos debe ser al menos 20 centímetros de diámetro mayor para hacer de respaldo. Puedes comprar un aro de 55 centímetros y otro de 70.
Necesitarás 200 metros hilo resistenteNecesitarás 200 metros hilo resistente

Pasos para hacer una silla colgante de macramé

A continuación te contamos minuciosamente el paso a paso para realizar de manera sencilla una silla de macramé colgante. Recuerda que existen multitud de diseños en función de los tipos de nudos que uses:

En primer lugar hay que cubrir ambos aros con el cordón, enrollándolo hasta forrarlos completamente. Después de elaborar esta tarea, debes tejer una anilla que va a ser el centro del asiento. Para ello debes comenzar a hacer nudos y tienes total libertad para elegir el diseño del nudo, como el nudo básico, el de alondra y todas sus variantes, el nudo de plano retorcido, o el más recomendado para la realización de la anilla, el nudo de gaza. Lo importante es que quede cerrada y tenga 5 centímetros de diámetro aproximados para nuestras medidas.

Comienza tejiendo una anillaComienza tejiendo una anilla

El siguiente paso es unir la anilla con el aro de menor diámetro para conformar el asiento. Tendrás que cortar trozos de cordón según el diseño que desees. Por ejemplo, puedes coger tiras de 2 metros, doblarlas a la mitad y anudarlas a la anilla mientras que los dos cabos sueltos debes anudarlos al aro pequeño. También puedes cortar tiras de mayor tamaño para tejer una trenza desde la anilla al aro, todo depende de lo que quieras hacer.

Una vez lista la estructura del asiento con los radios, hay que rellenarla con más hilo. Para ello hay que empezar cubriendo desde fuera hacia dentro: primero corta trozos de hilo para unir cada radio entre sí, pudiendo hacer una ristra de nudos al estilo macramé o bien hacer un trenzado. Lo importante es que siempre que llegues a un radio fijes el hilo con un nudo para dar resistencia al asiento. Esta fase de la elaboración de la silla colgante se basa en realizar el mismo paso, debiendo cubrir de hilo la totalidad del asiento con los diseños que más te gusten. Puedes combinar tipos de nudos con tipos de trenzas o incluso emplear hilos de diferentes colores.

Cuando llegues al radio fija el hilo con un nudo resistenteCuando llegues al radio fija el hilo con un nudo resistente

Ya que está listo el asiento, toca empezar el respaldo. El primer paso será unir el aro grande con el pequeño, ya forrado. Para llevarlo a cabo, coloca el aro grande formando un ángulo de 45 grados sobre el pequeño, pues es la forma final que conseguirá tu silla, y mide la longitud de los hilos que vas a necesitar. En la parte en que los aros estén juntos, necesitarás pasar una cuerda para fijarla. Por otro lado, has de unir con hilo las partes separadas de los aros, repitiendo el procedimiento empleado en el paso 2 con la anilla y el aro pequeño. Deberás cortar tiras de diferentes tamaños, doblarlas a la mitad y sencillamente unirlas con los aros con el nudo que prefieras. De nuevo juega con los diseños que más te gusten.

Aunque ya esté conseguida la estructura final de la silla, queda rellenar el espacio vacío del respaldo, realizando cadenetas con nudos o trenzas como se hizo en el paso 3. Sin embargo, en esta ocasión no es necesario que quede demasiado cubierto dado que esta parte de la silla no necesita ser tan fuerte como el asiento. Simplemente, decora a tu gusto.

Una vez que tengas hecho el asiento, comienza a hacer el respaldoUna vez que tengas hecho el asiento, comienza a hacer el respaldo

Una vez que ya esté lista tu silla de macramé, queda el paso final para convertirla en colgante. Para ello, corta 4 cordones de hilo según la medida a la que quieras colgar la silla. Por ejemplo, puedes necesitar 4 metros. Una vez cortados, dobla cada tira a la mitad para hacer un nudo de tipo alondra. Coloca los nudos en la parte de la silla en la que quieras que vayan los amarres y después enrolla entre sí las dos partes de hilo restantes. Estos 4 cordones serán la unión de la silla con el techo o el objeto del que quieras que cuelgue, así que une los extremos finales de forma fuerte con un nudo. También será importante que niveles la silla para que no quede torcida y por último, recorta el excedente de hilo una vez esté todo atado.

Artículos recomendados