Menú
Tipos de puertas correderas
Tipos de puertas correderas
TIPOS DE PUERTAS

Tipos de puertas correderas

Descubre las distintas clases de puertas correderas que existen, además de cómo y dónde colocarlas para ganar más luminosidad y espacio.

Paloma Alves Archilla

Las puertas son uno de los elementos básicos tanto para la decoración como para la infraestructura de cualquier estancia. Ya sea para separar o para conseguir un poco de intimidad, las puertas se han convertido en un complemento esencial al que, sin embargo, no solemos prestarle la atención que merecen.

Tipos y diseños hay muchos, pero lo cierto es que, en los últimos tiempos, han sido las puertas correderas las que parecen haberse llevado todo el protagonismo. Y no es para menos, porque además de la función que ya hemos descrito en líneas anteriores, especial reconocimiento merecen sus amplias ventajas y beneficios que hacen de ellas las puertas perfectas. Pero, ¿cuáles son sus características y qué tipos de puertas correderas existen?

La luminosidad y el espacio, sus puntos fuertes

Si por algo las puertas correderas se han convertido en las más demandadas ha sido fundamentalmente por el poco espacio que ocupan. Y es que te permite cumplir con la ya mencionada función de separar sin necesidad de contar con los centímetros que ocupa una puerta tradicional abierta, así como por la gran luminosidad que aporta a cualquier clase de habitación.

Su principal ventaja es optimizar el espacio interior de una estanciaSu principal ventaja es optimizar el espacio interior de una estancia

Por ejemplo, una de las técnicas más utilizadas para que tu hogar gane en cantidad de luz es dejar abiertas dichas puertas correderas durante el día para permitir que, los rayos del sol procedentes de las ventanas, se extiendan al resto de la casa. Y es que lo bueno que tienen estas puertas es que la luz no rebota en la puerta permitiendo así que entre libremente creando una atmósfera diáfana y plenamente iluminada.

Los tipos de puertas correderas más demandados

1.De madera

Si lo tuyo es el estilo convencional, lo más recomendable es que te decantes por las puertas de madera. De esta forma conseguirás el mismo efecto y acabado que las puertas tradicionales, pero sin la incomodidad que tener el espacio ocupado por una puerta abierta. Ahora bien, una vez elegido el material debes saber que no solo son muchos los tonos de madera que existen, sino que además la gama de acabados son infinitos.

Conseguiremos generar más amplitud de espacio combinando dos estanciasConseguiremos generar más amplitud de espacio combinando dos estancias

Por ejemplo, si optas por dar cierto toque rústico a tu decoración, debes saber que cada vez son más los establecimientos de decoración que también pueden hacerse puertas con dicha estética a base de palets de madera. Este tipo suelen ser las más utilizadas para el salón o las puertas de las habitaciones.

2.De cristal

Ya hemos mencionado cómo conseguir una mayor luminosidad es uno de los principales beneficios que presentan las puertas correderas. De todas formas, si a la puerta en sí se le suma que sea de cristal, conseguir un espacio completamente iluminado está garantizado.

las puertas correderas son una opción a considerar si disponemos de poco espaciolas puertas correderas son una opción a considerar si disponemos de poco espacio

Sin embargo, dentro de este tipo son también muchas las opciones que se plantean pues, puedes optar por un cristal completamente transparente o si, por el contrario, quieres mantener cierta intimidad y separar las estancias bien sea de tu casa o de la oficina, opta por un cristal translúcido. Así dejarás que la luz atraviese la puerta lo máximo posible, pero manteniendo tu privacidad. Por este motivo, numerosas personas suelen preferir las puertas de cristal para la cocina, jardín o el porche si lo tienes.

¿Cómo colocarlas?

Ahora bien, los tipos de puertas correderas no se refieren solo al material con el que están hechos, sino también a los diferentes sistemas de colocación. Y es que en función de cómo se instalen conseguirás aprovechar en mayor o menor medida las grandes ventajas que ofrecen este tipo de puertas. En primer lugar, debes saber que la instalación puede hacerse mediante un sistema de guías o bien con casoneto.

Se generará continuidad espacial, amplitud, fusión de techosSe generará continuidad espacial, amplitud, fusión de techos

En el primer caso se refiere a un sustento sobre el que se coloca la puerta a semejanza de lo que podría ser la barra sobre la que se colocan unas cortinas. Si bien podríamos caer en el error de pensar que el acabado no es del todo bonito, ¡quítate esa idea de la cabeza! Lo cierto es que le dan un toque original a la estancia, además de que te permitirá colocar una puerta corredera donde prefieras y sin tener que depender de ninguna obra o de cómo esté construida la casa.

Con respecto al casoneto, este supone todo lo contrario al sistema de guías. En este caso la puerta se integra directamente en la pared y, si bien necesita de una pequeña obra para que se acople correctamente, lo cierto es que este sistema de instalación te permitirá ganar más espacio, pues la puerta no quedará superpuesta, sino que tan solo ocupa el espacio marcado por el casoneto.

Otros consejos

Una de las recomendaciones que finalmente te proponemos a la hora de elegir la puerta corredera es optar por una doble en caso de que el espacio sea demasiado ancho. Es decir, lo ideal es que optes por una puerta a ambos lados de manera que el cierre se encuentre en el centro y así si lo deseas puedes mantener uno de los lados abiertos y el otro cerrado.

Las empotradas son más caras, pero quedan ocultas entre los tabiques cuando se abrenLas empotradas son más caras, pero quedan ocultas entre los tabiques cuando se abren

Sin embargo, no es la única consideración a tener en cuenta, sino que el suelo es otro de los elementos importantes a la hora de hacer una buena elección. Y es que si este es distinto al pasar de una estancia a otra de la casa, no solo resultaría incómodo para la vista, sino también lo sería para su uso diario.

Artículos recomendados