Menú
10 plantas de exterior resistentes a las heladas
10 plantas de exterior resistentes a las heladas
FLORES, ARBUSTOS Y TREPADORAS

10 plantas de exterior resistentes a las heladas

Algunas de ellas florecen en otoño e invierno con lo cual podrás darle color al patio, la terraza o el balcón en las épocas más apagadas del año.

Verónica Serrano Sevilla

A veces tener una terraza bonita no es solamente cuestión de constancia. Muchas de las plantas que usualmente se colocan en los patios de las casas, en las terrazas o balcones se marchitan con las primeras heladas y no vuelven a revivir, por eso quizá la clave está en escoger las plantas perfectas para el frío, capaces de resistir a las bajas temperaturas. Hoy en Bekia te contamos cuáles son las 10 mejores plantas de exterior que mejor soportan el frío y cuyas flores adornarán el espacio de una forma única.

1. Acebo

Se trata de un arbusto bien conocido por ser uno de los símbolos navideños por antonomasia y precisamente por este hecho es una planta protegida en algunos lugares de Europa por la deforestación a la que ha sido sometido. El más resistente a las heladas es el acebo verde, es decir, el más común y aunque precisa de humedad y resiste bien en la sombra durante el verano, también aguanta ambientes secos. Esto le convierte en una planta ideal para todo el año, especialmente por la geometría espinada de sus hojas. Otra de sus peculiaridades es su fruto que florece en otoño y, aunque no es apto para el consumo, su color rojo es perfecto para decorar.

Esta planta está protegida en algunos lugares de EuropaEsta planta está protegida en algunos lugares de Europa

2. Crisantemo

Esta planta originaria de China es característica por dar flores de gran variedad de colores, que nacen a finales de verano e inicios del otoño. El crisantemo precisa de mucha humedad y de un abono orgánico que drene bien el agua, así como requiere de mucha luz. Aunque se trata de una planta bien resistente al frío, es importante que durante las semanas en que esté floreciendo se le proteja de las bajas temperaturas y del viento para que no se marchite.

3. Jazmín

A pesar de que existen muchos tipos de jazmín, todos presentan unas características similares. Se trata de un arbusto trepador ideal para colocar en muros de patios o terrazas, sobre todo por el aroma de sus flores en períodod de floración, que suele darse hacia el final de la primavera. Esta planta no necesita ser regada diariamente, se adapta a multitud de tipos de suelo y son resistentes al frío. Respecto a la luz, prefieren luz solar directa aunque también sobreviven en espacios de algo de sombra.

Sobreviven en espacios con sombraSobreviven en espacios con sombra

4. Violeta persa o Ciclamen

Como se puede intuir, esta planta tiene su origen en Oriente Medio, aunque sorprendentemente crece también en los Alpes. Ello da pistas de que el ciclamen es una de las plantas más resistentes al frío. Además, su época de floración se da tanto en otoño como en primavera e invierno, así que a pesar del frío extremo podrás lucir violetas persas en tu jardín. Las flores que da el ciclamen pasan por diferentes tonalidades y para que logre florecer, es fundamental su buen cuidado, manteniendo una buena humedad del abono y colocándola en zonas de sombra o semisombra sin que llegue la luz del sol de forma directa.

5. Laurel salvaje o Durillo

El durillo es un arbusto autóctono de un peculiar color verde intenso que da flores en invierno y primavera. Sin embargo, sus frutos los da en invierno y otoño. Se trata de arbustos fáciles de cuidar y muy frondosos que se usan mucho en decoración de jardines y balcones por su vistosidad. El laurel salvaje está adaptado para el crecimiento en la Península Ibérica y por tanto resiste bien a temperaturas bajo cero. Asimismo, otra de sus ventajas es que no necesita de demasiada atención respecto al riego dado que es una planta de secano muy resistente.

Es una planta de secano muy resistenteEs una planta de secano muy resistente

6. Col ornamental

Esta planta, también conocida como 'repollo de adorno', es muy peculiar precisamente por su forma, que recuerda inevitablemente a un repollo por sus hojas, las cuales son circulares y rizadas como el aspecto de dicha verdura. Son muy resistentes al frío y aunque requieren de agua de forma regular y de luz solar en su mayoría, merece la pena plantar coles ornamentales en el patio o en las macetas del balcón por su espectacularidad. Esta planta precisamente florece en otoño y el colorido de sus hojas alcanza su máximo esplendor en invierno, así que son una gran opción para decorar tu jardín en épocas frías.

7. Cotoneaster

El aspecto de estos arbustos bien suele recordar al del acebo, sin embargo, son más pequeños. Otra de las características que diferencian ambos tipos de plantas es precisamente su período de floración, pues para el caso del cotoneaster se da en primavera. Además, sus hojas pueden adquirir cierto tono rojizo y no toleran demasiado bien la humedad, de hecho lo mejor es que vivan al sol a pesar de que también se adaptan a las medias sombras. El cotoneaster es una planta muy típica en las zonas verdes de muchas ciudades dada su resistencia al calor, como sobre todoa las temperaturas muy frías, pudiendo llegar a soportar cerca de los 20 grados bajo cero.

Resiste tanto al calor como al fríoResiste tanto al calor como al frío

8. Narciso

Estas flores de un característico tono amarillo, aunque aguantan bien el frío, necesitan ser protegidas de las fuertes heladas. Los narcisos requieren de bastante cuidado, pues no toleran grandes cantidades de agua, necesitan tener un buen conducto para vaciar el exceso de agua y debes eliminar las flores cuando se marchiten para que el resto de la planta no muera. Aunque tolera bien las diferentes luminosidades, el narciso prefiere la semisombra y el riego debe ser muy moderado, aunque siempre manteniendo su humedad en el abono.

9. Hiedra

Esta planta trepadora de pared tan empleada en la cubierta de muros es otra de las más resistentes al frío. Aunque la hiedra da flores muy pequeñas y algunos frutos, su encanto reside precisamente en su frondosidad. Se trata de una planta con mucha longevidad, capaz de aguantar tanto el frío como el calor. Por lo general, necesita sombra aunque la luz variará en función del tipo de hiedra que sea y respecto a la humedad, aguanta que se le rocíe el agua sobre las hojas, aunque no en exceso.

Necesita sombra y aguanta la humedad y el aguaNecesita sombra y aguanta la humedad y el agua

10. Lavanda

La lavanda es otra de las plantas autóctonas del Mediterráneo que sin duda es muy conocida, especialmente por el color malva de sus flores, que tienen forma de espigas. Aguanta muy bien el frío, llegando a soportar los 15 grados bajo cero. Sin embargo, no le conviene estar en ambientes húmedos pero sí muy expuestos al sol. Una de las particularidades de esta planta cuya esperanza de vida está en los 6 años es, además de su vistosidad, el buen olor de sus flores, que se intensifica con el sol.

Artículos recomendados