Menú
Passive house, ¿qué es?
Passive house, ¿qué es?
PASSIVE HOUSE

Passive house, ¿qué es?

Cuando se piensa en el hogar ideal vienen a la idea muchas cosas y una de ellas es que sea considerada con el medio ambiente, la passive house cumple esos requisitos.

Irmina Merino Vidal

Cuando pensamos en el hogar ideal, seguramente tenemos en mente el tamaño, la distribución y la decoración del mismo. En la casa perfecta lo más probable es que busquemos la practicidad de los electrodomésticos que la conforman, la comodidad y utilidad de sus muebles, además de que tengan el diseño que más nos gusta, con tal de que revelen parte de nuestra personalidad y carácter.

Nuestros valores para la protección del planeta

Por eso, nuestro hogar debe también desprender los valores que defendemos. Si somos personas conscientes de la necesidad de cuidar el medio ambiente, de reciclar y no hacer un consumo irresponsable de las energías y de ciertos materiales no reciclables, debemos poner en práctica todas estas buenas teorías dentro de nuestra propia casa. Una manera de comenzar a hacerlo es consumiendo productos locales, evitando el uso de plásticos y reciclando en la mayor medida de lo posible. Quizás suponga un esfuerzo extra a nuestras actividades diarias, pero a la larga se convertirá en una rutina más y podrás cuidar del medio ambiente de una manera consecuente con tu manera de pensar y por el bien de todos, en la actualidad y también para las generaciones futuras.

No es recomendable tener una passive house en zonas calurosas ya que su función es mantener calorNo es recomendable tener una passive house en zonas calurosas ya que su función es mantener calor

Es probable que en casa sea uno de los lugares donde más ratos puedas pasar a lo largo del día. Será allí donde probablemente hagas un mayor consumo de energías, renovables y no renovables, como por ejemplo la luz, la electricidad, el gas o el agua, para actividades cotidianas que realizamos todos como lo son la lectura, las duchas, lavadoras, lavaplatos o para cocinar, ya bien sea en los fogones, en el horno o en el microondas. Por eso, si queremos seguir cuidando del planeta de una manera consciente y reduciendo el consumo podemos optar por convertir nuestro hogar en una passive house, como ya han hecho muchas personas alrededor del mundo durante los últimos treinta años.

Qué es una passive house

Durante la década de los años 80 surgió en Alemania un movimiento que buscaba reducir el consumo de energía en los hogares. Las personas que diseñaron y construyeron estas casas consiguieron dar con los materiales adecuados para mantener el calor dentro del hogar, haciendo que no fuese imprescindible el uso de la calefacción durante el invierno. Por lo tanto, las paredes, suelos y techos de estas casas están realizados con materiales que permiten aislar parte del frío, haciendo que no se noten las bajas temperaturas dentro de casa y se reduzca así el uso de energías como la electricidad, al reducir o eliminar el consumo de la calefacción.

Aunque el coste de producción de una passive house sea elevado, el ahorro de energía que provoca es un ahorro a la largaAunque el coste de producción de una passive house sea elevado, el ahorro de energía que provoca es un ahorro a la larga

El modo de construcción de la passive house es muy positivo para aquellos que quieran pagar menos en sus facturas, ya que el consumo de la luz se demostró ser inferior en el casi noventa por ciento en aquellas personas que vivían en este tipo de viviendas y, por eso, es normal que en la actualidad aún sean muchos quienes optan por construirse o decorar una casa al estilo passive house con tal de beneficiarse de este consumo inferior, ahorrarse dinero y cuidar del medio ambiente.

Sin embargo, una passive house puede construirse solamente en lugares donde el clima sea moderado. El hecho de estar construida con materiales que mantienen el calor hace que quizás no sea tan adecuada para aquellas personas que viven en zonas del planeta donde las temperaturas son elevadas en verano, puesto que aún aireándola con asiduidad durante los días de más calor, es probable que las altas temperaturas se queden retenidas entre estas paredes, suelos y techos que tienen tendencia a mantener el calor.

Si sitúas tu passive house orientada hacia el sol aprovecharás más horas de luz al díaSi sitúas tu passive house orientada hacia el sol aprovecharás más horas de luz al día

Así pues, antes de querer construir una passive house debemos tener en cuenta muchos factores. Además, los materiales para llevar a cabo este tipo de casa no serán los convencionales, por lo que su coste de producción será mayor. A la larga probablemente te suponga un beneficio, si vas a ahorrar dinero en la factura de la luz, por ejemplo, pero el hecho de que mantenga el calor en verano hará que no te sientas quizás cómodo en tu propio hogar durante los meses de temperaturas más elevadas, haciendo que debas utilizar el aire acondicionado y no puedas ser consecuente con tus ideas de reducir el consumo electrónico y cuidar del medio ambiente, por el bien del planeta.

No obstante, si tu hogar se encuentra en una zona más bien fría o con temperaturas templadas el modelo de casa passive house probablemente sea una buena opción para ti. Además, si se orienta la casa en las zonas donde el sol caliente con más fuerza podrás beneficiarte de sus altas temperaturas en los días de más frío, reduciendo el consumo de electricidad en cuanto a la calefacción, ganarás en horas de luz, por lo que no deberás utilizar tanta luz artificial e, incluso, podrías beneficiarte de la energía que produce el mismo astro, siempre y cuando tengas los permisos necesarios para su consumo.

Artículos recomendados